LA CONSTRUCCIÓN EN TIEMPOS DE CUARENTENA

cuarentena

La pandemia llegó y está afectando a muchos rubros de negocios. Las disposiciones de la emergencia sanitaria, entre otras, incluye una cuarentena para la mayoría de personas y por ende a muchas actividades comerciales. Y la construcción es uno de los segmentos más afectados.

Las disposiciones que exige la emergencia sanitaria y la construcción:

En la construcción, cuando hablamos del trabajo en obras, es muy difícil poder mantener la “distancia social” de 1 a 2 metros entre personas. El compartir herramientas de trabajo sería otro problema de contagio. El hecho de compartir bebidas o espacios donde comer también.

Además, la cantidad de gente que demanda una obra que puede pertenecer a distintas empresas también dificulta el control y el orden. Por ejemplo albañiles, electricistas, plomeros, etc. Hay etapas de un proyecto, en que se necesita de todos al mismo tiempo en obra.

Y esto afecta principalmente a obras nuevas o renovaciones. Las cuales tendrían que tener una duración mayor si se quiere cumplir con lo que las recomendaciones sanitarias exigen. Pero también puede haber obras paralizadas,  postergadas o simplemente canceladas hasta nuevo aviso.

La construcción en tiempos de cuarentena:

Hay muchos puntos en donde la cuarentena afecta directamente a los profesionales y empresas de construcción. Y uno muy fuerte es el factor financiero, comenzando por la liquidez.

Tal vez ciertas grandes empresas puedan soportar parar por 2 semanas. Pero, ¿si el tiempo es mayor? ¿Y qué pasa con los sub contratistas que tienen menos músculo financiero? ¿Y los maestros de obra?

Con respecto a proveedores, el asunto va por dos vías: las deudas adquiridas con ellos y la dificultad en la logística de los pedidos, que también se ven afectados.

Si hablamos de obra pública, de por sí ya venía muy golpeada. Ahora el uso de fondos para esta emergencia ahonda más el problema de la caja pública. Va a ser muy difícil que en el corto plazo se mejore.

Y aunque podamos decir que hay sectores que pueden ser atendidos por teletrabajo, como diseños, dibujos y cálculos;  si las obras se paralizan, pues también lo hará la necesidad de los servicios de estos profesionales.

Por otro lado el servicio de mantenimiento o reparaciones no deberían ser tan afectadas puesto que requiere de menos personal, incluso una sola persona en ciertos casos.

El panorama no es alentador considerando que de la construcción dependen miles de trabajos y además siempre se ha considerado uno de los principales motores de la economía en el Ecuador.

Esperemos que tanto la gente común entienda que debemos disciplinarnos y que el gobierno sepa dirigir iniciativas que permitan mantener el funcionamiento de empresas y puestos de trabajo.

 

CODI redes sociales
CODI El Directorio de lla Construcción y Decoración del Ecuador. Síguenos en nuestras Redes Sociales
Codi

Codi